lunes, 30 de enero de 2012

Mi relato "Psicotécnico" sale publicado en revista Entropía 4 (España)


Revista Entropía es dirigida por Javier Sanz (Zaragoza, España).
La publicación es en papel y digital. Dentro de la revista encontrarás relatos de género Terror, Ciencia Ficción y Fantástico.
Mi relato (Psicotécnico)cuenta en primera persona el proceso de selección de personal jerárquico para ocupar una vacante en un Hotel Espacial.
Acá va el enlace del blog que te lleva a la revista:
http://lavinetasatirica.blogspot.com/2012/01/ya-esta-aqui-la-revista-entropia-n4.html
Si querés recibir la revista en este enlace está todo detallado: http://historiasdelahistoria.com/entropia/

sábado, 28 de enero de 2012

Apolo I - Apertura que escribí para Radio América AM 1190


Cabo Cañaveral amanece despejado y las rutinas, dentro de la base, ganan cada movimiento. Los tres astronautas se preparan para la prueba del día, esa que los acerca a la fecha final del lanzamiento.
Gus, el Teniente Coronel, el más experimentado de la tripulación, mira a Roger, el novato, y le confiesa que el espacio es lo que más lo aleja de esos bombardeos en Corea que, todavía, le queman adentro del cuerpo. Y cuando lo dice, se pasa la palma de la mano derecha sobre el esternón. El novato, cree ver como la palma del Teniente Coronel ahoga una chispa, brotada del pecho. Gus da un paso, se le pone cara a cara al joven Roger y sentencia que no dejará de volar por el espacio hasta encontrar una galaxia donde su cuerpo deje de quemarle y le pregunta si está preparado para seguirlo.
El muchacho dice si con la cabeza.
Edward se interpone entre ambos, separa a Roger de un empujón y le entrega una taza de café a Gus, el piloto de caza-bombarderos devenido en héroe del espacio. Edward mira al novato y le pide que no crea todo lo que ese viejo zorro cuenta. Infla el pecho dentro de su traje de nailon y le dice que como él es el primer humano que hizo una caminata espacial, puede enseñarle la verdad de las cosas, allá, de camino a la Luna. Roger, el novato, intenta interesarse en las anécdotas de Edward, pero no puede quitarle de encima los ojos del viejo Gus: la mirada flamígera del Teniente Coronel lo irradia desde la comba de su taza de café.
Gus apoya la taza de café sobre una mesita impoluta. En la comisura de los labios tiene manchitas marrones que se quita con la manga izquierda de su traje plateado. Interrumpe a Edward, le dice que del espacio no vio nada. Edward se da media vuelta y el Teniente Coronel lo caza con la mano enguantada. Los cinco dedos de la mano derecha se hunden en el mullido traje de Edward. Cinco puntos le arden en el hombro.
Gus sentencia que un simple Ingeniero no puede discutirle a alguien que todavía lleva adentro el infierno de Napal que liberó en Corea. Y Edward agacha la cabeza, respira en silencio, no va a volver la cara para discutir con su colega, justo antes de subirse al cohete. Roger, el novato, mira atónito la discusión entre sus camaradas.
Faltan minutos para la prueba del día y pocos días para el lanzamiento al espacio.
Roger viene observando estas discusiones entre sus colegas de viaje y no quiere entrar en el juego, cree que Gus es despiadado, que si abre la boca también lo desacreditará porque su única hazaña es la de haber sacado las fotos a los misiles soviéticos en Cuba. Poca cosa al lado de estos dos que ya andan probándose el traje de bronce para sus estatuas.
Un altavoz ordena que la misión Saturno-204, inicia la prueba de despegue. Se ponen cascos y guantes y enfilan para la escalerilla. Se ubican dentro del cohete en un espacio en el que entran justos y cierran la escotilla.
El parlante también se escucha dentro del cohete con indicaciones de la prueba.
Llenan la cabina con oxígeno, según la rutina del día.
Gus se reclina en la butaca, por un minuto se relaja, piensa en esa galaxia que lo liberará y de su cuerpo brota una chispa que, en condiciones normales se hubiese extinguido como apareció. Pero en la prueba del día (atmósfera de cabina controlada con oxígeno puro) esa chispa muta a llama y la cabina del cohete a infierno, ese que Gus lleva dentro, el que pensaba soltar lejos de esta tierra y que acaba de decidirse por salir, para montar el espectáculo que más le gusta: fuego sobre fuego.
Los tres astronautas de la fallida misión Apolo I mueren carbonizados en mitad de una prueba, semanas antes de saltar al espacio, en Cabo Cañaveral, un veintisiete de febrero de 1967.

David Bowie te trae la música: http://www.youtube.com/watch?v=D67kmFzSh_o&feature=related

viernes, 27 de enero de 2012

Barbarella - Apertura que escribí para Radio América AM 1190


Mis viejos me despiertan. Me dicen feliz cumple y recibo, algo preocupado, mis trece años. Es que mis padres, al pie de la cama, no llevan en sus manos el regalo envuelto con el papel de la juguetería Bossie tal y como lo venían haciendo en cada uno de mis cumpleaños.
Allí están, Papá y Mamá, con un paquetón de papel madera, sin moño.
Los miro a los ojos. Esquivan mi mirada. No sacan la vista de eso que Mamá sostiene como si fuese un bebito, pero que en las manos siente como si fuese un paquete bomba.
Papá carraspea, pasa su brazo izquierdo por la espalda de mamá y ella da un paso al frente. Mamá me dice que si no me queda bien podemos ir a ver otros modelos.
Nunca antes, al regalarme un avión o autito Matchbox o el Temerario o la espada láser de Star Wars o cualquier juguete habían mencionado la posibilidad de cambiar el regalo y mucho menos decir la palabra “modelo”.
Sé que esconde ese papel madera. Ahí, envuelto, está escondido el motivo de mis desvelos de la última semana.
No puedo decir “no gracias”. Los regalos se aceptan como vienen. Estiro la mano y todo mi enojo se concentra en la punta de mis dedos. Rompo con ferocidad el papel de madera y de mis garras cuelgan un pantalón vaquero y una camisa escocesa.
Se me hace un nudo en la garganta. Tengo ganas de llorar porque al abrir ese paquete me doy cuenta que abrí la puerta que me deja de patitas en la calle de la adolescencia y, a mis espaldas, queda cerrada, para siempre, la casita feliz de la infancia.
Papá registra mi estado y luce su dote de repentista. Me dice que en la fiesta de cumpleaños (la que haremos esta tarde en casa) yo voy a elegir qué películas se van a proyectar y me da la llave que abre el armario donde están todas las películas de Súper Ocho.
Eso me hace una ilusión tremenda. Hasta ahora el programa de pelis para mis cumpleaños era a su responsabilidad y riesgo. Voy a sacarme de encima el factor sorpresa de sus elecciones. Se acabarían las pelis con los documentales de Cousteau, la Pantera Rosa, La Bella Durmiente y Fantasía de Mickey Mouse. Voy a elegir la peli que me preocupa, esa caja que esconde un secreto bien guardado, prohibido para la infancia y no para este pibito que acaba de cumplir los trece.
A las cinco empieza el cumple. Los compañeros de colegio copan la casa, se comen todos los sánguches de mortadela, bajan cuatro cajones de Crush y empiezan a merodear por la pieza donde Papá había dejado desplegado la pantalla.
Papá llega casi corriendo con el proyector a cuestas. Le dice en voz baja, y con gesto chinchudo, a Mamá que es el último cumpleaños que se festeja en la casa un día de semana, que no puede dejar el negocio, y Mamá le pide que se calle la boca y empiece con el show porque los allí presentes estamos muy atentos a sus broncas.
Papá putea para adentro mientras prepara el proyector. Yo me acerco y le doy el carrete de la película que había elegido. Papá lo cacha y mete en el proyector. Le hace señas a Mamá para que baje las luces y dejo de mirarlo, no me interesa su cara desencajada al ver qué peli le dí, solo me interesa ver en la pantalla eso que él siempre había evitado mostrarme.
Así empieza una película donde una chica rubia, con carita de muñeca, curvas increíbles, vestida sensualmente, emprende una travesía por el espacio para liberar a la tierra del terrible Durand Durand que acecha nuestro planeta con un poderoso rayo positrónico.
Hasta ahí todo bien. Lo que sigue es que mis amigos y yo, en los ochenta, y sin censura previa, vemos una película que mezcla ciencia ficción, erotismo y psicodelia. Y si bien en la peli hay rayos láser, robots y hasta un ángel ciego, lo que hizo se nos atragantaran los sanguchitos de mortadela fue ella, esa heroína que mostraba su cuerpo en ropa transparente y sensual, esa chica de la cual todos nos enamoramos: Barbarella, interpretada por Jane Fonda.

El director de la películar Barbarella es Roger Vanin y nació un 26 de enero en Francia.
Juan Guinot. 26/01/2012

jueves, 26 de enero de 2012

Reseña de Miguel Baquero para La Vanguardia

2022 La Guerra del Gallo”, de Juan Guinot
Por Miguel Baquero | Destacados | 25.01.12
2022 La Guerra del Gallo. Juan Guinot
Talentura Libros (Madrid, 2011)

Hablaban el autor y el editor, en la presentación de este primer libro del joven escritor argentino Juan Guinot, de la audacia en el campo de la literatura. Audacia o quizás sería mejor decir: desparpajo; la capacidad, en suma, para lanzarse a escribir en busca de un estilo propio, huyendo a partes iguales tanto de lo muy manoseado, de las frases hechas, de las comparaciones habituales, como de la excesiva ampulosidad o del cargante preciosismo. Se trataría —y ésta yo creo que debe ser la primera aspiración de alguien que pretende ser escritor, o que se califica de tal— de buscar un lenguaje particular y reconocible, una “marca” de la casa, un factor diferencial…

En el caso de 2022 La Guerra del Gallo, primera novela de Juan Guinot, el factor diferencial, sin duda, el valor añadido al hecho innegable de la escritura de calidad y la construcción más que correcta, es que el autor emplea, prácticamente a cada página, unas metáforas asombrosas, unas comparaciones inauditas —casi todas ellas con un deje cómico que nos hace arquear esa media sonrisa del humor desarrollado en su punto justo—, y en general unas escenas realmente sorprendentes, a veces disparatadas, pero siempre frescas, ágiles, desprejuiciadas, fuera de lo común. Es como si el autor, casi desde la primera página, hubiera hundido el pie hasta el fondo del acelerador, preocupándose más bien nada de las señales de tráfico que le piden prudencia, y de este modo fuera su intención llevarnos hasta el final.


La historia sobre la que se basa la novela es estrambótica: nada menos que un ex no-combatiente de la Guerra de las Malvinas —su corta edad hizo que, en su momento, no le permitieran alistarse— que, cuarenta años después de la contienda, y como compensación de la derrota, decide tomar para Argentina el Peñón de Gibraltar. Estamos en el año 2022, en un mundo vagamente futurista, sobre todo en lo relativo a los objetos, pues en cuanto a las costumbres, los vicios, y sobre todo la bruticie de los habitantes del planeta, pocas cosas han cambiado…

El hecho en sí de que el argumento, la base de la historia, se encuentre muy alejado de la verosimilitud y hasta de la lógica ya indica al lector, desde el primer momento, que 2022 La Guerra del Gallo tiene poco parentesco —si es que acaso tuviera alguno— con las novelas tradicionales —al menos con las que triunfan en la actualidad—, esas novelas de misterio por resolver, de enigma histórico por resucitar o de recreación de un hecho pasado, obras, por lo común, poco arriesgadas en lo referente a estilo, más bien sujetas con convicción a todo tipo de clichés. La distancia establecida, como digo, de esta novela con respecto a las “habituales”, ya desde el mismo punto de partida de su planteamiento extravagante, indica al lector que los valores de este libro han de buscarse en otra parte que en la del simple y lineal transcurso de la historia; ha de buscarse en los detalles de las expresiones, de los símiles, de las escenas insólitas, en el juego de palabras, en la riqueza del lenguaje, en los giros insospechados de las terminaciones… En una esquina de la literatura, en fin, donde Juan Guinot se revela como un auténtico malabarista digno de observar con atención y de anotar como un nombre a seguir, casi en la completa seguridad de ir a obtener sucesivas sorpresas.

Miguel Baquero
El mundo es oblongo
http://www.revistadeletras.net/2022-la-guerra-del-gallo-de-juan-guinot/

miércoles, 25 de enero de 2012

Caravana de cine Oasis en pleno trabajo en el desierto. Masi está a pocos pasos de encontrarlos.



Enterate como sigue la historia en mi novela 2022-La Guerra del Gallo

lunes, 23 de enero de 2012

Despedida del ciclo Corrincho

Patricio Eleisegui y Marcos Almada organizaron un ciclo literario/musical llamado Corrincho. Dicen que se despidió a finales del 2011. Tal vez mute. Estos amigos nunca paran. Acá va el registro de la tertulia de despedida


http://corrincho.blogspot.com/2011/01/asi-apagamos-las-luces-de-corrincho.html

martes, 17 de enero de 2012

Corazón trompo, mi texto en la revista miNatura 116 dedicada al Steampunk


La revista cubano-española miNatura, dedicada a microrrelatos de ciencia ficción, terror y fantasía, acaba de lanzar el nro 116 dedicado al Steampunk. Los editores, Ricardo Acevedo y Carmen Signes, han hecho un gran trabajo de recopilación de textos clásicos y nuevos narradores, junto a ensayos que nos ilustran sobre este subgénero de la ciencia ficción.
Aquí va mi texto:
Corazón trompo
Acercó el corazón al centro de la calesita. Los chicos, ante las maniobras del profesor, saltaron desde los caballos, autitos, lanchas, y se guarecieron detrás de la garita de los tickets. El profesor tenía chamuscadas las puntas de los pelos y los niños, los peores recuerdos de la última prueba fallida, la de la explosión.
El profesor conectó el corazón al eje, tiró la cabeza para atrás, lo accionó y comenzó a latir vapores. Las pulsaciones se esparcieron por la red de engranajes. La calesita empezó a girar, accionada por la nueva mecánica.
El profesor asomó la cabeza entre los espejitos y trazos colorinches del centro de la calesita. Debajo de los pelos chamuscados, en cada giro, se vio su sonrisa.
El corazón de vapor latió con una arritmia imparable. La calesita giró de manera inusitada, ascendió hacia el cielo y se perdió más allá de las nubes.
En la plaza quedó el círculo marcado sobre la tierra.
Desde aquel día, al profesor no se lo volvió a ver. Y nadie lloró su ausencia. Se habla de esa sonrisa, la de cada giro, la que todo el pueblo cree que llevó a la luna.
Juan Guinot, Enero 2012

Para leer la revista: http://www.servercronos.net/bloglgc/index.php/minatura/2012/01/12/revista-digital-minatura-116

viernes, 13 de enero de 2012

Presentación de 2022-LA GUERRA DEL GALLO en Madrid, Librería La Independiente.




Javier, el responsable de la librería La Independiente, nos recibió en su casa para presentar 2022-La Guerra del Gallo. Fue una noche maravillosa donde no solo conté de qué va la novela, sino que se armó una tertulia muy rica sobre las cuestiones de escribir, publicar y distribuir libros.
En las fotos estoy sentado junto a mi editor, Mariano Vega y firmando libros "de parado".

Conocer al autor - ¿Por qué escribo?

El porta Conocer al autor me hizo unas preguntas. Acá va el adelanto de una de ellas.
http://www.conoceralautor.com/libros/ver/MjQ0OA==

jueves, 12 de enero de 2012

Viernes 13 - 20 hs estaré en la librería La Independiente - Madrid

Reseña de 2022-La Guerra del Gallo escrita por Elena Casero (Valencia)

2022 LA GUERRA DEL GALLO - Juan Guinot
Por Elena Casero (Valencia, España)

Del blog: http://escriptorum54-adlibitum.blogspot.com/

“Para los argentinos, las Islas Malvinas eran dos espinas clavadas al final del mapa, dos manchas cuya usurpación aprendías a odiar desde el colegio.”
Este es uno de los primeros párrafos del prólogo, firmado por Carlos Salem, de la novela 2022 La Guerra del Gallo, escrita por Juan Guinot, autor argentino, fichado por Talentura.
La novela, con el trasfondo de la guerra de las Malvinas nos lleva a conocer al protagonista, Masi, un adolescente enfebrecido que quiere participar en ella para librar a las islas del intruso inglés. Es tal su ardor patrio que le lleva a inscribirse en la oficina de alistamiento. Pasadas las semanas, la orden no llega y cada vez odia más a los ingleses, hasta el punto de quemar discos de Kiss y de Queen y se pasa los días esperando entrar en combate. Ve ingleses por todas partes y en su mente solo existe una idea: prepararse para la batalla. Anota tácticas en sus libretas para después presentarlas al estado mayor. Y casi sin darse cuenta, la guerra termina.
Masi, dolorido por el desplante de la Junta y por la derrota, se pasa su adolescencia preparando el cuerpo y la mente, sorprendiendo a sus padres con sus “tareas de comando” e inaugura la Campaña del Oeste, que no es otra cosa que proteger los trenes.
El detonante de su locura acontece con la muerte de su padre en mil novecientos ochenta y siete. Masi acaba en un neuropsiquiátrico, aunque él está convencido de que es un centro de detención. Transcurren los años, allí conoce a un personaje que alumbra su túnel de locura: un buzo táctico, un hombre que le comunica que había ido a Gibraltar para liberar el Peñón. El buzo táctico fallece con un libro entre las manos: Nueva Revelación, el Zen en el arte de la disección de cuises, que se convertirá en el libro de cabecera de Masi.
Hasta llegar al Peñón de Gibraltar, Masi tendrá que pasar por múltiples aventuras sin perder por ello su misión, que no es otra que liberarlo de sus máximos y odiados rivales: los ingleses. En el último momento, escucha el canto del gallo Exocet, su amigo. Pero eso es otra historia dentro de su historia.
2022 La Guerra del Gallo es una novela vertiginosa, delirante, que no concede un minuto de respiro. Juan Guinot tiene un estilo muy propio, original. En muchas ocasiones, durante la lectura he creído incluso estar escuchando el relato con el acento argentino (pero esto no es malo, de verdad). Un relato que te va llevando hasta el final, sin saber qué es lo que va a ocurrir a continuación, porque de la imaginación de Juan Guinot puede aparecer cualquier personaje casi fantástico, como la abuela Eulápida o los boxeadores Picadura de Arroz o el moreno Blanca Navidad. O de su tía Arminda, a quien, cuando lloraba se le llenaban las lágrimas de ojos (detalle veraz como se puede apreciar durante la lectura)o los beduinos de la Caravana del Cine Oasis.

El día 13 de Enero se presenta en Madrid, una ocasión perfecta para asistir a la presentación, para conocer a Juan y comprar un libro que no les va a defraudar.

2022 La Guerra del Gallo- Talentura - 2011
Publicado por Elena Casero en 13:44